El tamaño del nombre de dominio puede variar desde un mínimo de 2 a un máximo de 63 caracteres.
Los caracteres admitidos en los nombres de dominio son las letras desde la "a" a la "z", los números desde el "0" al "9", y el símbolo "-" (guión).
El símbolo "-" no debe encontrarse en la primera, tercera y cuarta (consecutivamente) o en última posición.