Son dos roles diferentes, pero pueden también ser desarrollados por la misma persona (es decir por la misma dirección): el Administrador es el real titular de la lista, el único que tiene la facultad de borrarla, mientras que el Moderador se ocupa de vigilar el comportamiento de los inscritos, con la facultad de quitar las direcciones que no respetan las reglas.
Tanto el administrador como el moderador, en caso de que sean configurados, podrán administrar la lista, de acuerdo con los permisos en su posesión.
Es necesario especificar una dirección para ambas, pero mientras el primero es solicitado en fase de creación de la lista, el segundo es necesario añadirlo al término del procedimiento.