Qué sucede si una cuenta configurada en un cliente como IMAP es configurada también como POP3

Con el uso del protocolo IMAP, los mensajes de correo permanecen guardados en el servidor y todos los usuarios que se conectan a la cuenta, mediante el cliente o desde webmail, pueden visualizarlos. En el caso en el cual un usuario inserte en la configuración de la cuenta compartida como protocolo para la bandeja de entrada  POP3 (sin configurar la opción de ‘Conservar una copia de los mensajes en el Servidor’) descargará todos los mensajes de correo entrante existentes en el servidor y estos no se volverán a ver para aquellos que se conecten a la cuenta usando el protocolo IMAP, también accediendo mediante nuestro webmail.